Boletín Nº 4
PROTECCIÓN A MUJERES EMBARAZADAS E INAMOVILIDAD LABORAL
Bolivia
OBSERVATORIO DE SENTENCIAS JUDICIALES

Fallos destacados


AUTO SUPREMO Nº 98 20/03/2009 ? Corte Suprema de Justicia
El presente caso evidencia la vulneración del derecho al trabajo de una mujer en estado de gravidez, es vulnerado por parte de sus empleadores. Ella fue despedida intempestivamente y esta razón la motivó a plantear una demanda por despido forzoso de su fuente laboral. Del proceso, la trabajadora obtuvo como resultado una resolución favorable emitida en primera instancia del distrito judicial que atendió el caso y que dispuso, de conformidad a la ley 975 de inamovilidad laboral a mujeres en estado de gestación hasta el año de nacimiento del hijo o hijo/a, a la inmediata reincorporación de la trabajadora a su fuente laboral, el reconocimiento del subsidio prenatal, lactancias y maternidad, además de todos los salarios devengados hasta la fecha de reincorporación de la trabajadora a su fuente laboral. Esta primera decisión fue apelada por la parte demandada, argumentando que ignoraba por completo el estado de gestación de la trabajadora y utilizando como instrumento de su defensa la revisión y consideración de la ecografía presentada por la misma demandante. Los empleadores destacaron que incluso ella desconocía de su estado de gravidez. Este argumento logra desvirtuar el rol protector y garante del Estado a los derechos humanos en particular de las mujeres gestantes y es el que utilizó el Tribunal Supremo que revisó la causa como fundamentación para disponer y deliberar que no correspondía la cancelación de los sueldos devengados dispuesta por los juzgadores de primera instancia ni la reincorporación de la demandante a su fuente laboral, en mérito al tiempo transcurrido.
FALLO COMPLETO

AUTO SUPREMO Nº 078 02/03/2009 ? CORTE SUPREMA DE JUSTICIA
Una mujer que trabajaba en la Empresa Bopa Internacional, desde febrero de 2001, fue despedida intempestivamente el 26 de abril de 2002, después de que cumpliera un mes de haber dado a luz. Por esta situación, la mujer amparándose en la Ley 975 interpuso una demanda contra sus empleadores/as por pago de beneficios sociales, subsidios familiares, así como también salarios devengados por todo el tiempo no trabajado. Después de 30 días de haber transcurrido el despido, los demandados teniendo conocimiento del proceso, decidieron convocar a la empleada para reincorporarla a su fuente laboral. Entretanto, el proceso siguió su curso y la demanda fue declarada probada en la Sentencia Nº 222 emitida el 5 de octubre de 2004, que declara probada la demanda, que ordena a la Empresa empleadora el pago de beneficios sociales a la demandante, disponiendo la suma total de Bs.13.893, 60. La resolución, fue recurrida y elevada hasta casación por la parte demandada; sin embargo, esta última concluyó ratificando la sentencia que motivó el recurso. A partir de este caso, se puede destacar, que la Ley que se hace referencia, prevé que toda mujer en periodo de gestación, hasta un año de nacimiento del hijo, goza de inamovilidad en su puesto de trabajo, LA NORMA NO SUPONE QUE QUIEN SE AMPARA en ELLA, PUEDA ELEGIR ENTRE EXIGIR SU REINCORPORACIÓN O SIMPLEMENTE SOLICITAR UN PAGO COMPENSATORIO POR TAL PERIODO. Por esta razón, es importante que toda mujer que se encuentre en esta situación u otra similar, sepa que al amparo de la ley 975 puede demandar su reincorporación inmediata a su fuente laboral y en su defecto, ante el eventual rechazo de su reincorporación por la entidad empleadora, la empresa en cuestión, queda obligada al pago de salarios por el tiempo de cesación hasta el año de vida de la hija/o. La Ley 975 brinda protección a la mujer en estado de gestación o de lactancia, en concordancia con la jurisprudencia emitida por el Supremo Tribunal a través de Sentencias Constitucionales, que disponen expresamente la inamovilidad funcionaria, hasta el año de nacimiento del hijo o hija y se efectiviza precisamente cuando la trabajadora es retirada por causas ajenas a su voluntad y ello exige la reincorporación a su trabajo, dejando claro que el derecho al trabajo no puede monetarizarse sino mas bien restituirse y en su defecto compensarse con beneficios sociales que correspondan.
FALLO COMPLETO

¿Qué pasa en la Región?

T-649/09 M.P. Humberto Antonio Sierra Porto
Una mujer en estado de embarazo presentó acción de tutela contra una empresa de servicios temporales, con ocasión del despido efectuado sin justa causa cuando transcurría el segundo mes de embarazo. La Corte analiza si esta actuación de la empresa vulnera los derechos fundamentales de la mujer a la vida digna, seguridad social, trabajo y estabilidad laboral reforzada. Se reitera jurisprudencia en cuanto al alcance del derecho fundamental a la estabilidad laboral reforzada de la mujer en estado de embarazo y durante el período de lactancia y la presunción de despido por esa razón, cuando no media autorización del inspector de trabajo o del alcalde ni se tiene en cuenta los procedimientos legalmente establecidos. Subraya que el derecho a la estabilidad laboral reforzada de la mujer en estado de embarazo o durante el período de lactancia tiene el estatus de fundamental, por ello la acción de tutela se constituye en mecanismo idóneo y eficaz para causar su protección, especialmente cuando está involucrado el mínimo vital o se trata de una situación que para la mujer es insostenible y amerita la adopción de medidas urgentes del juez constitucional. Por lo anterior tutela los derechos de la mujer, aclarando que el juez de tutela debe analizar cada caso en concreto, pues del tipo de contrato y de función desempeñada es que se deben tomar las medidas necesarias para restablecer los derechos afectados, de esa manera, se ordeno el reintegro en el punto especifico donde se desempeñaba la mujer, estableciendo que en caso de que realmente no existiera ninguna posibilidad de que está continuará prestado la labor para la cual fue contratada en ese establecimiento de comercio, debía ser reubicada en cualquiera otra empresa usuaria
FALLO COMPLETO


Tema destacado


 

SE FORTALECE RED NACIONAL DE JUEZAS Y JUECES  PARA PROTEGER

LOS DERECHOS DE LAS MUJERES

 

La Coordinadora de la Mujer, en coordinación con ocho instituciones afiliadas a la misma, impulsa desde la gestión 2009, la articulación y fortalecimiento de una instancia nacional conformada por operadoras/es, administradoras/es de justicia, que estén vinculadas al tratamiento y resolución de conflictos directamente relacionadas con  la vulneración de los derechos humanos de las mujeres,  en especial el derecho a vivir sin violencia, cualquiera sea su forma de ejercicio.

En este sentido, el Centro de Capacitación Integral de la Mujer Campesina - CCIMCA, institución afiliada a la Coordinadora de la Mujer, con la finalidad de dar continuidad a esta iniciativa;  realizó el 09 de agosto del año  en curso, en la Sala de Honor de la Corte Superior de Distrito,  un taller de facilitación sobre instrumentos internacionales de protección de los derechos de las mujeres, en el que se enfatizó la violencia sexual y el feminicidio como las máximas expresiones de ejercicio de poder contra las mujeres.   

En la actividad,  participaron autoridades del Órgano Judicial, Brigadas de Protección a la Familia, FELCC, Ministerio Público entre otros, quienes a partir de un extenso debate sobre los temas arriba señalados, expresaron que una de las grandes limitaciones para su actuación incorporando el enfoque de género,   se da por la misma norma que aplican  ya tiene componentes altamente machistas.  Por esta razón,  los concurrentes, decidieron  ser parte de esta instancia nacional, entre ellos,  el Presidente de la Corte Superior de Distrito de Oruro, Doctor Juan Domingo Ferrufino,  quien expresó que el ser parte  de la Red plantea como uno de los muchos desafíos que puedan emerger para coadyuvar en la exigibilidad del  mejoramiento del sistema judicial y el acceso de  las mujeres al mismo, trabajar   en los procesos  de reforma legislativa que actualmente vive nuestro para la adecuación de normativas especiales a la Nueva Constitución Política del Estado;  entre las cuales destacó la revisión del Proyecto de Reforma  Penal y la incorporación de la figura del feminicidio.  


 

     

Este proyecto es posible gracias a la colaboración del MDG3